Cercar en aquest blog

divendres, 26 de febrer de 2010

Reflexions sobre economia i ecologia. Economia ecològica.

Em torna a vindre de gust escriure al meu blog i compartir reflexions amb qui vulga llegir-me. Fa qüestió d'una setmana, vaig penjar una llegenda on intentava mostrar una visió de respecte a la "patxamama". Dking, em va respondre que això estava allunyat de la realitat actual o que era molt difícil d'assimilar en la societat actualment, i n'estic totalment d'acord.
Ara bé m'agradaria plantejar el problema de la insostenibilitat del sistema econòmic a nivell ambiental, i a partir d'ací debatre. Plantejaré el problema basant-me en l'obra de Nicholas Georgescu-Roegen, pare de la economia ecològica. El plantejament serà de conjunt, és a dir, no sobre problemes ambientals concrets sinó una crítica general al sistema d'acumulació i creixement capitalista.

El professor i escripor José Luis Sampedro plantejava: És possible creixer infinitament en un món finit?

La teories econòmiques al llarg de la història, el keynesianisme, liberalisme, marxisme (generalitzant massa), s'han desenvolupat en funció de dos premises bàsiques: el creixement econòmic i l'abundància de recuros naturals. La segona premisa era bàsica per fer possible la primera. Malgrat les distintes concepcions d'aquestes corrents, no havia dins d'elles una crítica a aquestes premises. Per tant, una incapacitat per explicar i per entendre com el sistema ecònomic d'acumuluació i creixement infinit destrueix el mediambient.
Aquesta afirmació tant taxativa no és de bades.

La economia ecològica o bioeconomia, aplica un concepte clau a la economia. Tot i que ara sembla que vivim en el capitalisme de "casino" i que la economia és inmaterial, la economia seguix sent la transformació de recursos naturals per a cobrir les necessitats de les persones. La bioeconomia aplica a aquestes transformacions, el concepte o la llei de la entropia. Així ens dius Goergescu-Roegen, que en cada moviment d'energia sempre hi ha un part que es dregada (calor) i que no es pot aprofitar. D'ací dedueix i defineix el quart principi de la termodinàmica, igual que la llei de la entropia però referit a la matèria.

Per tant, cada transformació material comporta una pèrdua que no es pot aprofitar. La qüestió clau, segons el meu parer, és que l'actual sistema, com el de l'Unió Soviètica, es basava i es basa en un creixement, quant més millor, per a mantindre's estable. El PIB sempre ha d'estar creixient, sinó hi ha crisis. Aquest creixement del PIB, aplicant Roegen, comporta major deteriorament ambiental. Ahi és on veig jo la gran contradicció i insostenibilitat.
Pot argumentar-se que la tecnologia pot reduir la contaminació unitaria per producte, i és cert, però la contaminació agregada o global no deixa d'augmentar (ara amb menys intensitat degut a la crisi econòmica). És a dir, per a ser sostenibles, hauria de baixar el consum fins la capacitat de regeneració que té el planeta( hi han càlculs que estiment que el primer món hauria de baixar el seu consum a 1/7 del nivell actual!!!!!)
Però això implica trencar els models econòmics de creixement infinit.

Què fem?

dimarts, 23 de febrer de 2010

Manipulació clara

 Podeu trobar-lo ja al meu facebook, no he pogut pujar-lo al blog, disculpeu.

En un parell de dies penjaré el video amb el so ambient real, i podreu comprovar la manipulació informativa de TVE en aquest event. A continuació el video maniupulat emès per TVE
http://www.youtube.com/watch?v=02J0Yldr8FA

dimecres, 17 de febrer de 2010

Una historieta per a reflexionar

He estat pensant en escriure un entrada sobre la crisi ecològica que patim i de la que no es parla.. D'aquesta crisi, que mostra la contradicció entre acumulació/creixiement i medi ambient, aportaré algunes reflexions més avant. Però indubtablment suposa i suposarà un canvi de paradigma, és a dir, un canvi de valors a tots els nivells.
Abans de les consideracions que faré al respecte del tema, em ve de gust escriure aquesta historieta que m'encanta. La podeu trobar al llibre de José Luis Sampedro i Carlos Taibo, "Conversaciones sobre política, mercado y conviencia", pag.164.

"...Cuenta la leyenda que hace unos años un grupo de misioneros se adentró en la Amazonia brasileña y se topó con un grupo de indios que hacía uso de instrumentos extremadamente primivitos para cortar leña. Los misioneros decidieron hacer un esfuerzo y regalar a aquellos indios unos cuchillos de acero inoxidable de fabricación norteamericana. Un par de años después recalaron de nuevo por aquella región y se entrevistaron con los indios. Uno de los misioneros preguntó:

-"¿ Qué tal los cuchillos?"
Y uno de los indios respondió inmediatamente:
-"Muy bien. Cortamos ahora la leña diez veces más rapido que antes."
El misionero replicó:
-"¡Estaréis entonces produciendo diez veces más leña que antes!"
El indio respondió perplejo:
-"No. Cortamos la misma cantidad de leña que antes, sólo que ahora disfrutamos de diez veces más tiempo para acer aquello que realmente nos gusta."

dijous, 11 de febrer de 2010

Modelo de Bhaduri y Marglin. Escrit per Alberto Garzón Espinosa

Modelo de Bhaduri y Marglin PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 10 de Febrero de 2010 16:45
001Dada la expectación creada por una nota anterior sobre los salarios en España, voy a dedicar esta otra a explicar en detalle el modelo básico de Bhaduri y Marglin. Este modelo base es el que se usa actualmente para determinar si una economía es wage-led o profit-led y, aunque lógicamente hay algo de matemáticas, su desarrollo general es muy simple. Otros modelos basados en éste lo han complementado y perfeccionado, pero en este caso explicaré el original publicado en la revista Cambridge Journal of Economics.
Aunque probablemente esta nota sea sólo para economistas que deseen conocer modelos, aunque sean parciales –no una teoría económica completa-, alternativa al modelo imperante, creo que es también útil para demostrar que la modelización no es sólo dominio de los neoclásicos. Y, sobre todo, demostrar que en función de los supuestos establecidos las conclusiones pueden ser radicalmente diferentes. Pero precisamente ello da pie igualmente a posibles críticas desde todas las perspectivas, y por ese motivo intentaré ser lo más claro y pedagógico posible. Por la naturaleza de la entrada lo he subido también en formato .pdf para quien lo desee trabajar con más profundidad.
Como introduje en otra nota, este modelo nace como un intento de armonizar la teoría marxista y la teoría poskeynesiana al respecto de la relación entre crecimiento económico y distribución. Según la escuela marxista en general, heredando el razonamiento de los economistas clásicos, el salario real tiene un efecto negativo sobre las ganancias de las empresas y, por lo tanto, también sobre los niveles de acumulación. Para los autores poskeynesianos, en cambio, un incremento de los salarios reales es compatible con un aumento de las ganancias empresariales y también con la tasa de ganancia.
La clave está en la consideración simultánea del salario como coste y como factor de demanda. El salario es un coste para las empresas pero también es lo que permite que la producción de éstas sea vendida, lo que permite continuar con la actividad económica.
El modelo parte de los supuestos kaleckianos. Se entiende que los trabajadores consumen todo su salario y que los capitalistas ahorran una parte de sus beneficios para invertir. Por otra parte se entiende que, al menos en el corto plazo (y este modelo es de corto plazo), la utilización de la capacidad productiva de una economía es inferior a la capacidad instalada, es decir, existen medios de producción que no se están usando. Y, finalmente, los precios no se determinan en condiciones de competencia perfecta sino a través de procedimientos cost-plus.
Llamando S al ahorro total, s a la proporción de beneficios empresariales ahorrados y R a los beneficios empresariales, tendríamos que S = sR. Si ahora desarrollamos esta identidad para incluir la participación de los beneficios en la renta (R/Y) y el grado de utilización de las capacidades productivas tenemos:
 001
Y es la capacidad utilizada, mientras que Y(puntito) es la capacidad productiva instalada. Por lo tanto, el ahorro total depende de la proporción ahorrada por los capitalistas (s) sobre la participación de los beneficios en la renta (h) y del grado de utilización de la capacidad productiva (z).
 002
Ahora veremos cómo se determinan los precios en el modelo. Las escuelas heterodoxas rechazan que la economía esté dirigida por mercados de competencia perfecta como aseguran las teorías neoclásicas. En su lugar, la escuela poskeynesiana considera una economía de mercados oligopólicos donde los precios no se determinan según las leyes de oferta y demanda sino a partir de un margen sobre el coste unitario. Siendo b el total de trabajo necesario por producto, y w el salario por unidad de producto, entonces el precio se determina a partir del margen m como sigue:
003 
Entonces, tenemos que aceptar que el margen (m) por producto tiene que estar vinculado positivamente con la participación de los beneficios (h), es decir, cuanto más alto sea el margen mayor participación tendrán los beneficios en la renta –y habrá menores salarios reales (w/p)-. Esto significa que la derivada de la participación h con respecto a m tiene que ser positiva.
004 
Lo que hemos encontrado ahora es que hay una relación conflictiva entre los beneficios y los salarios reales. A igual productividad del trabajo (la relación 1/b), un aumento de los salarios reales conllevará necesariamente un descenso de los márgenes y de la participación de los beneficios en la renta.
 005
La inversión en este modelo depende de la capacidad utilizada (z) y de la participación de los beneficios en la renta (h) de forma positiva. Un aumento en la participación de los beneficios, al igual que un aumento en la capacidad utilizada, producirá un incremento de la inversión.
 006
Dado que la inversión depende del ahorro tenemos que:
 007
Esto permite mostrar la doble naturaleza de los cambios en la participación de la renta:
 008
Como se puede ver, el resultado final variará en función de dos variables: la variación de la inversión ante variaciones en la participación de los beneficios y la variación de la inversión ante variaciones de la capacidad utilizada. Se asume que ante variaciones de la capacidad productiva el ahorro responde mejor que la inversión, de tal forma que el denominador de la fórmula precedente será siempre positivo y sólo nos interesará saber qué ocurre con el numerador.
Todo ello significa que la pendiente de la curva que relaciona z y h dependerá de si es mayor o menor que cero, es decir, si la sensibilidad de la inversión ante variaciones en la participación de los beneficios en la renta es mayor o menor que el ahorro.
Si ante un aumento de participación de los beneficios en la renta se produce que  , entonces el retroceso de la demanda (debido a la pérdida de peso de los salarios) no es compensado por la mayor inversión (debida a incremento participación beneficios). En este caso se dice que estamos ante un “stagnationist regime”, o en la terminología más conocida, ante un régimen wage-led, esto es, dirigido por los salarios.
Y el caso contrario, es decir, cuando , significa exactamente lo contrario: que el aumento de la inversión sí compensa la reducción del consumo. Entonces se llama “exhilarationist regime” o régimen de tipo profit-led.
009
Se considera que la relación entre capitalistas y trabajadores puede variar dentro de cada régimen, y que dicha relación puede ser tanto de cooperación como de no-cooperación en función de si ambas clases salen beneficiadas o tan sólo lo hace una de ellas.
Si imaginamos una economía de tipo wage-led (stagnationist) en la que se incrementa la participación de los salarios en la renta -disminuye la de los beneficios- nos encontraremos con una situación en la que es posible que los beneficios agregados de las empresas sean también mayores. Y es que a pesar de perder beneficios por el lado del reparto entre salarios y beneficios empresariales, es posible recuperar dicha cantidad a través de nuevas ventas, es decir, de la suma de los márgenes obtenidos por producto.
En el gráfico de este tipo de régimen podemos ver dos curvas IS, cada una de las cuales representa un tipo de situación. I1S1 representa la cooperación y I2S2 la no-cooperación. La de cooperación es más elástica, lo que quiere decir que un descenso de la participación de los beneficios produce un incremento relativamente más alto de la capacidad utilizada. La situación de no-cooperación está representada por la curva I2S2, donde descensos de la participación de los beneficios apenas tienen contraprestaciones en el aumento de las ventas totales. Esta situación es equivalente a la conocida tesis marxista del profit squezee, y revela el límite de estrategia del incremento de la participación de los salarios en la renta.
Bhaduri y Marglin apuntan también algunas notas añadidas sobre esta última posibilidad. En el corto plazo, aseguran, el “aplastamiento” de los beneficios afecta desigualmente a los distintos capitalistas (unos perderán más que otros y la cohesión entre capitalistas quedará mermada). Y en el largo plazo puede ocurrir una crisis de infracumulación a través de la incapacidad de la capacidad productiva para seguir el crecimiento de la fuerza de trabajo. O lo que es lo mismo: salarios que crecen demasiado rápido pueden mermar el crecimiento de la capacidad productiva e incrementar el desempleo.
En la I3S3, es decir, la curva del régimen profit-led en la cual ambas clases salen beneficiadas, se muestra cómo el retroceso de la participación de los salarios en la renta puede ser compensado por el crecimiento de la masa salarial a través de los incrementos de los niveles de empleo. Y el problema en este régimen sería, a largo plazo, de sobreacumulación: un régimen de alto crecimiento basado en bajos salarios llevaría tarde o temprano a una situación en la cual sería imposible vender lo producido.
En todo caso, aquí se ha explicado el modelo más básico y de una economía cerrada. Existen numerosas aportaciones posteriores, algunas de los propios autores, que perfeccionan el modelo.
Artículo original del modelo: “Bhaduri, Amir y Marglin, Stephen (1990): “Unemployment and the real wage: the economic basis for contesting political ideologies”, en Cambridge Journal of Economics, nº 14, vol. 4, pp. 375-393
Alberto Garzón Espinosa