Cercar en aquest blog

dilluns, 7 de juny de 2010

Zapatero i Rajoy estan equivocats.

Malauradament els mitjans de comunicació d’aquest estat han informat i informen sobre la crisi econòmica amb una preocupant manca de diversitat. Totes les aparicions d’economistes van sempre en la mateixa direcció i fa la sensació a la ciutadania que no hi ha alternativa. Per exemple, en el programa d’austeritat presentat pel govern Zapatero acompanyat pel patriotisme econòmic barat i cridant a l’esforç comú per fer front a la crisi.


El més preocupant de tot, és que s’està cometent un gran error econòmic i un atac frontal al benestar de les classes populars (pensions i reforma laboral). Zapatero i Rajoy estan profundament equivocats.



Com hem arribat ací?

Hem passat en pocs anys de “España va bien” i del “objetivo del pleno empleo”, a una situació bastant complicada. I l’explicació i l’origen de la causa està en la continua degradació de la participació de les rendes del treball al PIB. En altres paraules, de l’estancament de la capacitat de consum de les classes populars i de l’augment de les desigualtats socials.



Si analitzem les dades, veiem:

• A nivell global i a l’estat espanyol hi ha una disminució d’un 15-20% del pes dels salaris durant els últims 30 anys.

• En l’etapa d’expansió anterior de l’estat espanyol (2003-2007) el 60% de la població havia perdut riquesa en favor del 10% més rica.

• El nombre de multimilionaris s’havia disparat a l’estat espanyol( el 1r al rànking europeu)

• Els beneficis empresarials (sobretot el complex financer i immobiliari) havien crescut un 77% i gran part d’ells anaren a paradisos fiscals.

Esquema similar a la crisi del 29.









Per què?

Degut a aqueixa limitació intencionada de la capacitat de consum de les classes populars, que el propi FMI (portaveu neoliberal, del PP i part del PSOE) reconeix que es deu a les desregularitzacions del mercat de treball, s’ha anat perpetuant en l’economia una manca de demanda privada. No hi havia suficient nivell salarial per tirar de l’economia. Com a resposta a aquest problema, que des de l’esquerra venim denunciant fa anys, s’ha perpetuat i defensat l’augment del crèdit privat fins a nivells desorbitats (255% del PIB), i conjuntament a la dolenta regulació del sistema financer mundial ha derivat en tot allò que ja coneixem: bombolles especulatives, apalancament, etc.



Quan ha explotat l’especulació i les bombolles ja sabeu la història: atur, tancaments de fàbriques, manca de crèdit...

Com acertadament diu la ministra d’economia francesa, Na Christine Lagarde : el major problema és la manca de consum privat, els salaris han de pujar.



Què fer per trencar aquesta dinàmica?



En una situació on la demanda privada està estancada, el que s’ha de fer es tirar mà de la demanda pública. I això significa inversió en infraestructures. Al cas espanyol, infraestructures socials, com està fent Obama.



Si analitzem les dades, en contra d’allò que diuen els grans mitjans d’informació, l’estat del benestar, mesurat com es vulga, és dels més baixos d’Europa. Per tant, tenim un potencial de creixement bastant gran ací per contrarestar la manca de demanda privada i reactivar l’economia.



Això sí, cal acompanyar-ho amb un augment de la recaptació:



• Eliminació dels paradisos fiscal i impostos als moviments especulatius internacionals.

• Augmentat la tributació a les SICAV.

• Perseguint el frau fiscal del qual se n’aprofiten les classes altes (uns 50.000 milions d’euros).

• Augmentant la imposició directa.

• Banca pública perquè circule el crèdit a les pymes, autònoms i particulars.





I el que s’està fent, és tot el contrari. S’està apostat per frenar la demanda pública amb el programa d’austeritat del govern “socialista”. Programa dictat pels grans especuladors i les seues pressions a tots nosaltres, que impediran la recuperació econòmica i accentuaran el patiment de les classes populars i la degradació de la qualitat de la vida d’aquestes. I encara serà pitjor amb reformes laborals que trenquen la negociació col•lectiva, tornarem 100 anys enrere.

Com bé diu Joseph Stiglitz, en situacions com aquestes: “L’austeritat porta al desastre “ (Le Monde, 22.05.2010).



Hi ha altra forma de fer la coses, i que pague qui realment ho ha fet malament.

dimarts, 25 de maig de 2010

Inestabilidad sistémica. Per Mike Whitney

Los avatares de la deuda que pesa sobre Grecia han subido al techo los tipos de interés de los bonos y han aumentado las posibilidades de default. Una reestructuración de la deuda griega golpeará a los acreedores en Alemania y Francia que están insuficientemente capitalizados para administrar las pérdidas. Los ministros de finanzas, jefes de Estado de la UE y el Banco Central Europeo han respondido enérgicamente para tratar de evitar otro desplome bancario que pueda sumergir al mundo en una recesión. Han creado un Fondo de Estabilización Europeo de casi mil billones de dólares para calmar a los mercados y alejar a los especuladores. Pero el contagio ya se ha extendido a España, Portugal e Italia, donde sus líderes han comenzado a recortar agresivamente el gasto público e iniciado programas de austeridad. Estos programas de ajuste en la Eurozona harán decrecer la demanda agregada y amenazarán la frágil recomposición. Estamos en un punto de inflexión crítico.




Desde American Banker



“Las cotizaciones bursátiles de los bancos cayeron la semana pasada bajo la teoría de que las compañías bancarias tendrán grandes pérdidas en Europa. La teoría está en lo cierto. Los bancos serán dañados.” Escribió Richard Bove, de Rochdale Securities LLC, en una nota de investigación.



Bove señaló en otro informe de la semana pasada que “los grandes bancos estadounideses tienen más intereses de lo que se cree en este drama”. Estima que JPMorgan Chase tiene una exposición en torno a 1.400 millones de dólares en toda Europa, mientras que Citigroup Inc. tiene 468.400 millones de dólares (N de la T: en la jerga financiera, se entiende por exposición el hecho de estar sujeto a un riesgo).



Varios analistas han señalado que los grandes bancos estadounidenses tienen lazos ocultos con la región a través de sus contrapartes de ultramar. Los bancos del tipo money-center [1] negocian derivados financieros, intercambian divisas y realizan otras transacciones con grandes bancos europeos. Los bancos de EEUU pueden no tener mucha deuda soberana en Europa, pero esas instituciones europeas sí. Si Grecia entra en cesación de pagos, podría generarse una crisis de confianza en el mercado bancario europeo que se extendería a los grandes bancos estadounidenses.



“Obviamente, los bancos europeos tienen una exposición financiera con Grecia. Los bancos estadounidenses han colocado préstamos en estos bancos”, dice Keith Davis, un analista de Farr Miller & Washington. “La exposición puede asumir variados canales –no es difícil imaginar cómo puede expandirse el incendio-”. ("Europe's debt Crisis, US Banks Exposure", Paul Davis and Matt Monks, American Banker)



China y los EEUU han comenzado a resguardarse y a perseguir políticas deflacionarias. China ya fue sorprendida por un repentino aumento del 14,5% del renminbi sobre el euro en los últimos 4 meses, lo que empezó a dañar las exportaciones. Pero los líderes chinos también están tratando de desinflar la burbuja inmobiliaria que se formó por políticas monetarias laxas y el estímulo de una masiva inyección fiscal de 600.000 millones de dólares. En lugar de secar la liquidez mediante el incremento de las tasas de interés (lo que podría fortalecer el renminbi), China está aumentando los estándares de concesión de préstamos para poner más presión sobre los especuladores. Es una estrategia circular para lidiar con problemas serios. Esto es del The People`s Daily online:



“El 16 de abril, el Consejo de Estado extendió una serie de medidas para frenar el mercado inmobiliario doméstico en medio de las preocupaciones sobre las burbujas de activos. Estas medidas incluyen una paga inicial del 30% para quienes compran su primera vivienda de más de 90 m2, y del 50% más aumentos del tipo de interés hipotecario para los compradores de segundas viviendas. El gobierno también impuso una prohibición temporal de las solicitudes hipotecarias para quienes deseen adquirir terceras viviendas y adquisiciones en otras ciudades, Shanghai será la tercera región después de Pekín y Shenzhen en tener reglamentos sobre la compra de propiedades”, dijo Sun.



Al colocar los pies en el freno, China probablemente limitará los problemas derivados de la explosión de la burbuja crediticia, pero también ralentizará la inversión, que es el principal motor del crecimiento. Esto deja a los expertos divididos sobre el futuro que le espera al gigante asiático; muchos creen que China se dirige a un “aterrizaje forzoso”. Aquí va un extracto del administrador de fondos de riesgo Hugh Hendry, con un particular y sombrío pronóstico:



“La composición del crecimiento chino se ha sometido a un cambio potencialmente traicionero: ante la ausencia de demanda extranjera en expansión para sus exportaciones, ha apostado por un masivo aumento en el crédito bancario doméstico para avivar su tasa de crecimiento. Además, cuando se mide en términos relativos al tamaño de su economía, el salto de 27 puntos porcentuales en los préstamos bancarios respecto al PIB no tiene precedentes; en ningún momento de la historia hubo una nación que intentara tal inusitado incremento en la dirección estatal del crédito bancario.



Qué gran cambio: de una bestia exportadora a un adicto al crédito. ¿Quién podría haberlo pensado en 2001, el año en que todo comenzó a ir bien para China? "...China se ha convertido en el mayor prestamista del mundo, después de haber amasado cerca de 2,3 billones de dólares de intercambio comercial sobre nosotros. De todos modos, el espectro de una nación prestamista que obtiene ganancias comerciales persistentes tiene presagios históricos que no auguran nada bueno. Ha sucedido sólo dos veces antes, con la economía estadounidense en la década de 1920 y con la economía japonesa en los 80.” ("China: Hugh Hendry warns investors' infatuation is misguided" UK Telegraph)



La economía china marcha con sobreinversión, subconsumo y muy ajustados márgenes de beneficios. Una ralentización de la economía china sólo acentuará la recesión en la UE, al reducir la cantidad de liquidez en el sistema. Esto conducirá a una contracción del crédito y a la caída de la demanda. Las presiones deflacionarias siguen creciendo.



Los derroteros de China y Europa aparecen en un mal momento para los Estados Unidos, donde la recuperación es tan débil que la Reserva Federal no ha aumentado el tipo de interés por encima de cero en más de 14 meses, ni vendido ninguno de los 1.700 billones de reservas en la forma de activos “tóxicos”. Si hubiera un destello de luz al final del túnel, la Reserva Federal ya habría aumentado los tipos de interés. Así las cosas, Ben Bernanke se ha resistido a vender cualquiera de los títulos respaldados con hipotecas (mortgage backed securities) que compró a los bancos en crisis. Está preocupado por el hecho de que aun una pequeña subasta –digamos, de 20 o 30.000 millones de dólares— podría desviar la liquidez de los mercados y enviar las cotizaciones bursátiles en picada. A la timidez de Bernanke, le subyace la severidad de la depresión. No se arriesga en lo absoluto.



El reciente incremento en Gastos de Consumo Personal fue el resultado de transferencias gubernamentales, ya que de otro modo, estos gastos permanecerían sin modificaciones. El estímulo fiscal de 787.999 millones de dólares de Obama no ha restaurado el gasto en consumo a los niveles previos a la crisis o creado los cimientos para una recuperación autosostenida. Al final del tercer trimestre, el estímulo disminuirá (excluyendo otra burbuja de activos) y la contracción se reanudará. La burbuja del mercado de valores –diseñada especialmente por el programa de monetarización de Bernanke y las inyecciones de liquidez- no ha reducido el desempleo ni reactivado la actividad económica o cercenado la deflación. A continuación, una cita del economista principal de Gluskin Shef, David Rosenberg, quien ofrece un buen resumen de la marcha de la economía:



"Por cierto que existen señales clásicas de que la recesión en los Estados Unidos finalizó el pasado verano… Pero la depresión continúa. El ingreso personal es cerca de 500.000 millones de dólares menos de lo que lo fue en su máximo hace 16 meses, y esto nunca ha ocurrido antes de salir de cualquier recesión técnica…



Al margen del impacto tardío de todo el estímulo gubernamental y del impacto de la acumulación de inventarios, la economía no está creciendo… Si se toma la información del gobierno a valor nominal, los últimos cuatro trimestres han promediado sólo un 1,38% en términos de ventas finales reales, lo cual las sitúa en la trayectoria post recesión más débil de toda la historia… el gobierno ha hecho todo lo que pudo para perpetuar el ciclo de gastos de consumo aun a pesar de que tales gastos ya representan un porcentaje récord por encima del 70% del PIB. Más aún, una vez que finalice la moratoria sobre las ejecuciones hipotecarias, y que el gobierno no intente seguir jugando con las fuerzas del mercado y permitiendo que se revelen los verdaderos precios, el valor de las viviendas seguirá su camino descendente, lo cual es evidente en todas las series de datos. Hay un exceso de 5 millones de viviendas vacías en todos los Estados Unidos actuando como un gran lastre sobre el precio de los inmuebles…



El informe sobre pequeña empresa de la Federación Nacional de Negocios Independientes está mostrando que el crecimiento económico está, como mínimo, estancado. ("Why the depression is ongoing", David Rosenberg, Gluskin Sheff & Associates)



Cerca de 800.000 millones de dólares en estímulos fiscales apenas consiguieron colocar la economía en el terreno de los números positivos. Fuera de la reconstitución de inventarios, el PIB creció solo un 1,38% (como señala Rosenberg) “una de las trayectorias post recesión más débiles de toda la historia”. En los Estados Unidos, los consumidores se enfrentan a un duro porvenir; escasas oportunidades de empleo, crecimiento acelerado de deudas personales, incrementos salariales estancados, y acceso cada vez más restringido al crédito. Los consumidores están demasiado apretados como para sacar del barro a la economía, y Wall Street lo sabe. Esta es la razón por la que Bernanke ha defendido tan ferozmente los instrumentos de deuda de alto riesgo y la titulización de activos [2], porque representan los únicos medios con que mantener la rentabilidad en una economía estancada. La batalla sobre los derivados financieros es la batalla por el futuro mismo del capitalismo.



Nadie ha escrito de manera más brillante o persuasiva sobre el estancamiento que padecen las economías capitalistas maduras que el historiador de la UCLA, Robert Brenner. En la introducción de su libro de 2006, “The Economics of Global Turbulence”, Brenner explica el defecto estructural inherente al capitalismo, el cual inevitablemente conduce a la crisis [3]. He aquí un párrafo (aunque el libro merece ser leído en su totalidad):



“La principal fuente de la crisis actual es el declive constante de la vitalidad de las economías capitalistas avanzadas a lo largo de tres décadas, tras ciclos de auge y depresión, uno tras otro, hasta llegar al presente. La debilidad de largo plazo de la acumulación de capital y de la demanda agregada ha estado enraizada en un profundo declive de todo el sistema y el fracaso en la recuperación de la tasa de retorno del capital, lo que resulta principal, pero no solamente, de una persistente tendencia a la sobrecapacidad (sobreoferta) en las industrias manufactureras mundiales. Desde el comienzo del largo ciclo de declive en 1973, las autoridades económicas evitaron el tipo de crisis que históricamente asoló el sistema capitalista mediante el recurso de endeudarse pública y privadamente cada vez más para subsidiar la demanda. Pero ellos solamente lograron un mínimo de estabilidad y al costo de un estancamiento cada vez más pronunciado, a medida que el creciente endeudamiento y el fracaso para eliminar la sobre-capacidad dejaron la economía con cada vez menos capacidad de reacción frente a los estímulos...”



Para enfrentar este estancamiento permanente, Brenner dice que la Reserva Federal se embarcó en un plan que usaría a las “corporaciones y los hogares, más que al gobierno; en consecuencia, impulsaría la economía mediante enormes sumas de préstamos y de gasto público, posibilitado por el incremento histórico de su riqueza en los papeles. Ellos mismos lo permitieron acumulando históricos aumentos en los precios de activos, esto último animado por el bajo costo de los préstamos. Los déficits privados, empresariales y de los hogares, remplazarían entonces al déficit público. El nudo de todo el proceso sería una incesante oferta de crédito barato para avivar los mercados de activos, a la larga asegurados por la Reserva Federal” ("What's Good for Goldman Sachs is Good for America: The Origins of the Current Crisis", Robert Brenner, Center for Social theory and comparative History, UCLA, 2009)



La crisis actual no es accidental. El sistema se está comportando tal como fue diseñado. Las bajas tasas de interés, laxos criterios de otorgamiento de crédito, derivados maximizando el apalancamiento financiero, incluso flagrantes fraudes en el mercado de valores, todos han sido implementados para sortear el defecto estructural básico del capitalismo –su tendencia de largo plazo hacia el estancamiento- Naturalmente, este cocktail letal de políticas ha generado una mayor inestabilidad en el sistema e incrementado la posibilidad de otro desplome.



¿La Gran Depresión, segunda parte?



Existen muchas semejanzas entre la actual crisis y los eventos que tuvieron lugar durante la Gran Depresión. Como señala la periodista Megan McArdle, la Gran Depresión también tuvo “dos partes”; el crack del mercado estalló en 1929 y fue seguido un año y medio después por una caída aun más profunda en 1932. La segunda fase de la Gran Depresión comenzó en Europa. A continuación, citamos un pasaje de su artículo:



"La Gran Depresión estaba compuesta por dos pánicos separados (…) las condiciones económicas creadas por el primer pánico royeron los cimientos de instituciones financieras y gobiernos, y señaladamente, provocaron el fracaso de Creditanstalt en Austria. El gobierno austríaco, enredado en sus propios problemas, no pudo anticiparse a la bancarrota (y) el contagio se expandió. Hacia Alemania. Esta fue una de las razones por las que los nazis consiguieron el poder. También fue una de las razones por las que tuvimos nuestra segunda crisis bancaria, que empujó a los Estados Unidos al fondo de la Gran Depresión, y aquí le dió el poder a la Reserva Federal. ("Why Should You Be Freaked Out About Greece? Remember, The Great Depression Had Two Parts", Megan McArdle, businessinsider.com)



Con la implementación de los programas de austeridad a lo largo de todo el Club Med (Grecia, Portugal, España e Italia) los superávits externos de Alemania se secarán y el PIB de la Unión Europea se achicará. Los esfuerzos para enfriar la economía china tendrán igualmente efectos sobre el crecimiento mundial, al ahogar la liquidez y ralentizar la inversión total. Las restricciones sobre el gasto impactarán adversamente en el estímulo fiscal de los EEUU, y acelerará la tasa de deterioro. El clima político ha cambiado en ese país y no hay más apoyo público suficiente para una segunda ronda de estímulos. Sin otro paquete de estímulos, la economía caerá nuevamente en la recesión hacia finales de 2010.

dijous, 20 de maig de 2010

Miren Etxezarreta: no veo la por ningún lado la crisi de las pensiones

Miren Etxezarreta, catedrática emérita de Economía Aplicada de la Universidad de Barcelona y doctora por la London School of Economics, acaba de publicar "Qué pensiones, qué futuro" (Icaria), un implacable y documentado ataque a los planteamientos hegemónicos sobre la "crisis del sistema público de las pensiones", cuya existencia niega tajantemente. Atiende a "Público" en un receso de las jornadas de Economía crítica, clausuradas en Zaragoza.




"El debate se lanza para favorecerlos planes de pensiones privados"



¿No cree que el sistema de pensiones público esté en crisis?



No lo veo por ningún lado. Ni está ni creo que lo vaya a estar.



Pero las proyecciones están ahí: cada vez habrá más mayores y menos jóvenes.



"La propuestade retrasar la edad de jubilación es una gran torpeza"



Hay que tomarse con cautela las previsiones a largo plazo porque ha habido graves errores en el pasado. Se nos dice que entraremos en crisis porque vamos a vivir más. Pero se están mezclando las cosas: ¿realmente el problema es que habrá muchos viejos y pocos jóvenes? Deberían fijarse en la proporción de población activa, no en el número de jubilados. ¡Tenemos cuatro millones de parados! Entonces, el problema estaría en el mercado de trabajo, no en las pensiones.



Bueno, pues el problema vendría de otro lado, pero existe.



No necesariamente. Hay otra trampa que es un disparate económico: se relaciona la cantidad de dinero a pagar con el número de pensiones que deben pagar. Pero lo importante no es cuántos producen, sino cuánto se produce. Hace 50 años se necesitaba mucha población activa para producir los alimentos que ahora se obtienen con poquísima gente. La clave debería ser la riqueza nacional, no el número de cotizantes. Las pensiones se pagan con las cotizaciones de los trabajadores, pero no tiene que ser necesariamente así. Se podría implicar a otros actores.



¿Y si mientras tanto las cuentas no cuadran, sea por el motivo que sea?



Este es otro mito muy poderoso: ¿por qué tiene que estar equilibrado el presupuesto para las pensiones? ¿Acaso lo está el del Ejército ¿Y el de la Casa Real? ¿Y el de Educación? Todas las partidas sociales son deficitarias, a efectos contables. ¿Por qué tiene que estar equilibrada la de laspensiones?



Si el problema no existe, ¿por qué el Gobierno propone retrasar la edad de jubilación, con el coste político que puede tener?



Ha sido una gran torpeza de Zapatero. Imagino que lo hace para tratar de convencer a los mercados internacionales de que está dispuesto a ser duro. Pero también podría ser una cortina de humo para evitar que la gente se fije en otra cuestión gravísima: los 50.000 millones de recorte presupuestario que ha prometido en tres años. ¡Es una cantidad impresionante!



Pero el debate es mundial. ¿Por qué estalla?



Para ayudar a los planes de pensiones privados, que son una baza fantástica para el capital financiero, que es el que encarga los informes dramáticos. Para ellos es una entrada de fondos ingente, que tienen asegurados durante muchísimos años. Y además pueden invertirlos en bolsa con la particularidad de que si pierden, pierdes tú. Ellos, nunca.



También la UE ha hecho sonar la alarma.



Cierto. Y tiene mucho que ver con sus esfuerzos para montar un mercado de capitales integrado. Quiere estar a la altura de Wall Street, pero para ello se requieren capitales muy grandes. En realidad, a nadie le interesan las pensiones de los mayores.



¿Existe alguna relación entre los planes pensiones privados y la burbuja?



Por supuesto. Los mayores inversores son los fondos de pensiones. ¡Imagine todo el capital reunido para la especulación con toda la clase media y todos los obreros estadounidenses aportando dinero a un fondo durante 30 años!



¿Qué efectos tiene el estallido de la burbuja para las pensiones ** privadas?



Enorme. Como están vinculadas a la evolución bursátil, no hay ninguna garantía de que el jubilado vaya a percibir una buena pensión. Si algo pone de manifiesto esta crisis es el problema que tiene el sistema privado, no el público.

dissabte, 1 de maig de 2010

Tin diners i caga't en Déu, vist a l'inrevès

Tin diners i caga’t en Déu...

Imaginem una persona qualsevol de Grècia, i possiblement de l’estat Espanyol, que segueix les notícies a la premsa diària. Inundat sobre tot allò d’agències de ràting, de bons a 10 anys, de dèficit fiscal, de reestructuració, de deute públic, de mercats especulatius, de la borsa...

És a dir, tota una mena de llenguatge especialitzat que només entenen els que ho transmeten i, malauradament, no s’esforcen massa per a fer-se entendre. Els interessarà?

En l’anterior escrit sobre la situació grega, tot i que intentar-ho, potser haja caigut en el mateix error sense ser la meua intenció. Intentaré no ser-ho ara.

Com deia, imaginem a una persona qualsevol de Grècia o de l’estat espanyol, què vol dir o com li pot afectar tot el què està ocorrent? Bàsicament, que es tornarà més pobre perquè estarà pagant ell/a totes les malifetes del sistema financer, els bancs. Pagaran justos per pecadors.

Els mateixos que han creat la crisi estaran passant-li el “mort” al treballador/a que res havia de veure amb tot això.

Com? En forma de reajust fiscal de l’estat o equilibri de les finances públiques. En altres paraules, que l’estat ( o siga totes i tots) haurem d’apretar-nos el cinturó i haurem de patir una retallada de serveis públics o prestacions socials. Educació, sanitat, beques, ajudes familiars...

Per què? Doncs perquè es dóna la paradoxa, que els estats (tots nosaltres) hem hagut d’ajudar als bancs a que no caigueren. Ja que, es deia que era un risc estructural. El mateix que dir, que eren tan grans i havien fet una bola tan gran que si s’enfonsaven ens enfonsàvem nosaltres amb ells. Dic jo, que si era un risc estructural, haurem de canviar les coses per a què no siguen tan importants, no?

Una volta els hem ajudat, en forma de mils de milions d’euros, que ixen de la butxaca de tots nosaltres, ara diuen: “Com vostè, sr. Estat (tots nosaltres) s’està endeutant massa perquè ha de pagar a la gent que està en atur, perquè els seus ingressos han disminuït força. Ara vostè el que ha de fer es preocupar-se, quasi exclusivament, de pagar-nos a nosaltres (als bancs) el que ens deu, sinó vostè s’arruïnarà. I vigila! Perquè els especuladors van a per vostè. Així que ja veurà, però comence a reduir despeses...
A més a més, si vostè demana ajuda a Europa li donarem préstecs al 5%, mentre que als bancs eren de l’1%”. Als bancs a l’1%, a tu i a mi al 5%. Just?

“Vostè, però, ni mencione res d’augmentar impostos, no vinga vostè a ficar-nos impostos (taxa Tobin, impostos als especuladors, als bancs, a les grans fortunes, a les SICAV, als paradisos fiscals) dels nostres beneficis per a pagar el seu deute. Això no potser.
Vostè diga-li a la seua població que el primer que ha de fer es pagar-nos a nosaltres, que ja sabem que us hem ficat en una crisi, però mira per on ens en sortim encara millor. Però no patiu, que en el fons, ho fem per vosaltres.
Reformeu els sistemes de pensions, allargueu la vida laboral, a treballar fins als 70 que esteu ben forts! Reformeu, també, el mercat laboral( que tants drets no són bons)...


Nosaltres seguirem guanyant mils de milers de milions, seguirem especulant... però en el fons, ho fem per tu...”

Tin diners i caga’t en Déu

dimarts, 27 d’abril de 2010

Tin diners i caga't en Déu

Tota la vida al meu poble, Crevillent, s’ha escoltat pels seus carrers gran varietat de frases fetes. D’eixes valencianes que porten dins seua un coneixement, com a mínim, de fa segles...

Porte prestant atenció a la”qüestió” grega des de fa un cert temps, amb cert interès. No solament llegint la premsa quotidiana, o la economia “oficial”, també he intentat trobar altres catedràtics, investigadors, gent heterogènia dins d’aquesta homogeneïtat informativa i acadèmica que patim. I no he pogut evitar, després de totes les reflexions, recordar aquella frase tant nostra que diu: tin diners i caga’t en Deu.
Tin diners i caga’t en Deu, sembla dir que qui té els diners mana i pot fer el què vol.

Si fos ciutadà grec, tot i que cap la possibilitat de que també ens toque patir-ho, tindria pressent tots els dies aquesta frase.

No deixa de ser sorprenent, com deia el professor Vicenç Navarro, que encara continuen les “elits” acadèmiques, informatives i polítiques, fomentant les mateixes polítiques que ens han dut a aquesta situació econòmica.

No deixa de sorprendre’m la situació grega i el seu paral•lelisme amb els famosos PAE (programa d’ajust estructural) que tant “bé” van fer a l’Amèrica Llatina. Que és precisament el que està sobre la taula, un altre programa d’ajust. Només cal veure la premsa diària i les exigències al govern de Papandreu.

Hi ha altra possibilitat? Hi ha altra manera de fer les coses? Doncs n’hi han molts que pensen que si.

En primer lloc, el dèficit de l’estat grec (13% del PIB, nombres semblants a les projeccions sobre la OCDE, i el deute el 113% menor que el del Japó, 192%) és conseqüència fonamentalment de dos coses: la caiguda d’ingressos derivada de la crisi econòmica derivada de les polítiques neoliberals d’estancaments de salaris. Segon, de l’enorme frau fiscal derivat d’un estat, com a mínim, sospitós i de les facilitats jurídiques.

Davant d’aquestes dades hi ha dos maneres bàsiques de fer les coses, una és emetre encara més deute, en forma de deute públic (bons) amb el conseqüent tipus d’interès a pagar ( que el marquen els mercats especulatius), reduir les despeses de l’estat grec (una manera amable de dir retallada de prestacions socials) i reduir salaris ( precarització de la qualitat de vida). La forma liberal.

D’altra banda, existeix un altra manera o forma, que hauríem d’aplicar a l’estat espanyol, i és augmentar els ingressos de l’estat. Com? Augmentat la fiscalitat. A qui? A les rendes del capital, a les SICAV, als paradisos fiscals... Es pot fer? Si hi ha pressió social si. No cal parlar de l’enorme injustícia que pateix el món a nivell fiscal.

Amb aquesta manera de fer les coses, es dona la curiositat que mates dos pardals d’un tir. Per una banda, augmentes la justícia social i poses fre a l’especulació. I per altra, i igual d’important, augmentes la demanda de la economia.
Si veiem que està passant a l’economia, estem davant d’un problema de demanda privada per l’excessiu endeutament derivat de l’estancament salarial i, per tant, de la capacitat de consum.

És a dir, si l’estat no augmenta els ingressos i recorre al deute estem posant en mans de la gran banca el futur de les nostre vides. I a més a més, entrarem en una crisi encara més aguda per una demanda dèbil.

En altres paraules, el què s’està discutint és com repartir els resultats de 30 anys de polítiques inadequades. S’està jugant qui pagarà la factura de l’endeutament, qui “pagarà el pato”.

La fiscalitat és l’eina de les classes populars, el deute la de la gran banca.
Tin diners i caga’t en Deu...

divendres, 26 de març de 2010

interessant article sobre els marginalistes



En 1817 David Ricardo escribió en sus Principios de economía política que la principal tarea de la economía política era determinar las leyes que regulan la distribución del producto entre las clases que componen una sociedad. Esto ya estaba inscrito en la teoría de Adam Smith, autor de la Riqueza de las naciones (1776) y por lo común considerado el fundador de la economía política. Pero al explicitar esto en el prefacio de sus Principios, Ricardo le da una nueva dimensión.
Lo cierto es que ese peculiar discurso llamado teoría económica se echó a cuestas el trabajo de definir las reglas que permiten asignar a cada clase social su participación en el producto. De aquí nació la idea de que el ingreso de cada persona está determinado por su contribución a la producción, y se construyó una teoría (con pretensiones científicas) que demostraba lo anterior. Al trabajo y al capital les correspondería un ingreso de acuerdo con su productividad.
Esa teoría se transmite todavía en las escuelas y facultades de economía en México y en el mundo entero. Sus alcances ideológicos son extraordinarios. Dice que los ingresos del secretario del Trabajo corresponden a su productividad marginal. También dice que los salarios de los ejecutivos de corporativos financieros dedicados a la especulación son altos por su contribución al PIB. En cambio, los salarios de los obreros en las fábricas, los campesinos en el campo o los profesores universitarios, por sólo citar unos ejemplos, son bajos porque su contribución al producto es pobre.
Ya de entrada, con el párrafo anterior puede uno ir pensando que algo anda terriblemente mal con la teoría de la productividad marginal. Pero si usted todavía no está convencido/a, le puedo decir que en los años setenta se desencadenó una polémica en el mundo académico sobre la validez de esta teoría. Los pormenores no los puedo exponer aquí por falta de espacio: los lectores interesados pueden examinar la literatura de lo que se llamó la controversia sobre la teoría del capital. Lo importante es que el veredicto fue clarísimo: la teoría de la productividad marginal no tiene ninguna validez. La derrota fue reconocida hasta por los seguidores más celosos de esta doctrina.
Pero como el mundo de los economistas es dado a la distracción, todo eso quedó en el olvido. Lo malo no es eso, sino el hecho de que a nivel popular, y hasta en muchas organizaciones sociales, sigue muy difundida la creencia de que, de alguna manera, el ingreso de los trabajadores está determinado por su aportación al producto social.
Las cifras de la Encuesta nacional de ocupación y empleo del Inegi para 2009 indican que la población económicamente activa es de 47 millones de personas. De ese total, 94.7 por ciento está ocupado, o sea 44 millones y 535 mil personas tienen un empleo. De ellas, 56 por ciento tienen percepciones iguales o inferiores a tres salarios mínimos. El salario mínimo es 57.46 pesos en la actualidad, o sea que más de la mitad de la población ocupada tiene una remuneración igual o inferior a los 5 mil 171 pesos, cantidad que no alcanza para cubrir el costo de la canasta básica, noción absurda que ya se ha convertido en desiderátum.
En el estrato de remuneraciones que sigue, que percibe entre tres y cinco salarios mínimos, tenemos otros 7 millones y medio de personas. Es decir, alrededor de 72 por ciento de la población ocupada tiene percepciones que apenas alcanzan para adquirir la canasta básica.
¿Será que las remuneraciones de toda esta población corresponden a lo que contribuyen al producto? Pues la respuesta es negativa. No existe nada en el arsenal de la teoría económica que permita afirmar lo anterior. No hay razones técnicas que determinen una norma salarial. Lo miserable del patrón de remuneraciones en México es producto de dos cosas: la subordinación de la economía nacional a la lógica del capital financiero y lo que muy bien se puede llamar la lucha de clases.
Estos datos revelan el fracaso de una economía capitalista. Esto se llama exclusión y opresión. Aquí hay una política deliberada de salarios bajos porque es la única manera que el capital en México ha encontrado para mantener lo que considera ganancias adecuadas.
La obra de David Ricardo estaba marcada por serios problemas conceptuales. La solución para algunos de ellos fue aportada por Piero Sraffa en 1959, con su obra Producción de mercancías por medio de mercancías. Pero lo interesante de esa obra es que en ella la distribución del ingreso (la repartición del producto nacional en valor) se determina por fuerzas que están fuera de la economía. Es decir, al final de cuentas, el proyecto de Ricardo (y de toda la teoría económica) quedó trunco porque las ganancias y los salarios son determinados por el estado que guarda la lucha de clases, la movilización y el poder de las centrales obreras o el de las asociaciones empresariales. El espacio de la lucha política por una remuneración adecuada es mucho más amplio de lo que comúnmente se piensa.

dimarts, 9 de març de 2010

una entrevista interessant

Stefano Lepri entrevistó a Joseph Stiglitz para la revista italiana Il Granello di Sabbia
"Es una paradoja absurda –se enfervoriza Joseph Stigliz, premio Nobel de Economía 2001– una ironía de vuestra historia europea ¿No se dan cuenta? Los gobiernos han contraído muchas deudas para salvar al sistema financiero europeo, los bancos centrales mantienen bajas las tasas de interés para ayudarlos a recobrarse, no para favorecer la recuperación. Y, ¿qué hacen las grandes finanzas? Usan las bajas tasas de interés para especular contra los gobiernos endeudados. Consiguen seguir ganando dinero sobre el desastre que ellos mismos han generado"
¿Qué puede suceder ahora?
"Esperen. Esto no termina aquí. Los gobiernos decretan medidas de austeridad para reducir el endeudamiento. Los mercados consideran que no son suficientes y siguen especulando con sus títulos a la baja. De este modo los gobiernos se ven obligados a agregar medidas de austeridad. La gente común pierde aún más, las grandes finanzas ganan todavía más. Moraleja de la fábula: culpables premiados, inocentes castigados"
¿Cómo se puede remediar?
"Tres puntos, primero: nada de dinero para la especulación. Tanto en los EE.UU. como en Europa, los bancos necesitan nuevas normas. Deben financiar las empresas productivas, no los hedgefunds. Es necesario impedirles especular".
Una palabra. Si el gobierno es quién va a dirigir el crédito, se correra el riesgo de que se distribuya aún peor
"No lo creo. En mi opinión se puede y se debe intervenir. Segundo: es necesario imponer tasas impositivas muy altas a las ganancias del capital. Hoy en día para vivir resulta más ventajoso especular que trabajar. Debe volver a ser al revés".
¿Y después?
"Tercero: en Europa debéis apoyar a los gobiernos en dificultades"
Se corre el riesgo de premiar a los políticos que gobiernan mal
"No. La prueba es España. Actualmente se encuentra en dificultades sin haber cometido errores. El balance gubernamental era positivo hasta el año pasado; el Banco central supervisó muy bien a los bancos, tan es así que fue citado como un ejemplo mundial. ¿Qué culpa tienen? Es cierto que también ellos vieron crecer la burbuja en el mercado inmobiliario y no la detuvieron. Pero es el error que todos cometieron. Estaba en el espíritu del momento. Lo inspiraba la ideología neoliberal que ha dominado por años."
En Grecia sin embargo han errado. Hasta han falseado las cuentas.
"No el actual gobierno, sino el precedente. Sufrieron la crisis de la navegación comercial, un sector muy importante para ellos y la caída del turismo, en síntesis ¿Por qué debemos obligar a la gente a realizar más sacrificios si no es culpable?"
La deuda está. Los Estados, tarde o temprano, deberán pagarla.
"Pero ¿Por qué debemos dar siempre más facilidades a los mercados? Los mercados no se comportan racionalmente, lo hemos visto por la manera en que se produjo la crisis. Entonces, ¿Por qué deberían tener razón al pedir más sacrificios a los ciudadanos de aquellos países? Y aunque la tuviesen se comportan de manera demasiado errática. Y para terminar, aquí está en curso un ataque especulativo, no es que si uno se porta bien no lo culpan sino que si te pueden dejar afuera, te dejan"
¿Qué podemos hacer en Europa?
"Deben construir mecanismos de solidaridad entre los Estados. La Unión debería disponer de más recursos. Se gasta un montón de dinero en la política agraria común que es un derroche mientras que…"
Se podría invertir en títulos europeos, los Eurobonds
"Ciertamente. Y además hay que poner impuestos a las actividades nocivas. Sobre todo a dos: las finanzas y las emisiones de anhídrido carbónico. En los EEUU también"
¿Logrará Obama imponerse a los bancos?
"Será una larga batalla. Pero la gente tiene mucha bronca y el presidente lo sabe. Los banqueros tienen a toda la población en su contra"
El Congreso está reacio
"Espero que no haya que llegar a otra crisis antes de que se pueda poner a las finanzas bajo control. Sería realmente triste. Piense en todo el daño que han causado. ¿Sabe usted que según las estimaciones del CBO, Oficina de Balances del Congreso, la desocupación comenzará a disminuir sólo a mitad del decenio? Éstas son cosas que la gente sigue recordando durante mucho tiempo.
Joseph Stiglitz fue Premio Nobel de Economía en 2001.

dijous, 4 de març de 2010

El llibre i la informació que no volen mostrar la premsa i la tv

Us deixe l'enllaç sobre el llibre que s'acaba d'editar on es mostra clarament la viabilitat de les pensions, us el podeu descarregar en pdf. http://hl33.dinaserver.com/hosting/juantorreslopez.com/jtl//index.php?option=com_content&task=view&id=1800&Itemid=16

divendres, 26 de febrer de 2010

Reflexions sobre economia i ecologia. Economia ecològica.

Em torna a vindre de gust escriure al meu blog i compartir reflexions amb qui vulga llegir-me. Fa qüestió d'una setmana, vaig penjar una llegenda on intentava mostrar una visió de respecte a la "patxamama". Dking, em va respondre que això estava allunyat de la realitat actual o que era molt difícil d'assimilar en la societat actualment, i n'estic totalment d'acord.
Ara bé m'agradaria plantejar el problema de la insostenibilitat del sistema econòmic a nivell ambiental, i a partir d'ací debatre. Plantejaré el problema basant-me en l'obra de Nicholas Georgescu-Roegen, pare de la economia ecològica. El plantejament serà de conjunt, és a dir, no sobre problemes ambientals concrets sinó una crítica general al sistema d'acumulació i creixement capitalista.

El professor i escripor José Luis Sampedro plantejava: És possible creixer infinitament en un món finit?

La teories econòmiques al llarg de la història, el keynesianisme, liberalisme, marxisme (generalitzant massa), s'han desenvolupat en funció de dos premises bàsiques: el creixement econòmic i l'abundància de recuros naturals. La segona premisa era bàsica per fer possible la primera. Malgrat les distintes concepcions d'aquestes corrents, no havia dins d'elles una crítica a aquestes premises. Per tant, una incapacitat per explicar i per entendre com el sistema ecònomic d'acumuluació i creixement infinit destrueix el mediambient.
Aquesta afirmació tant taxativa no és de bades.

La economia ecològica o bioeconomia, aplica un concepte clau a la economia. Tot i que ara sembla que vivim en el capitalisme de "casino" i que la economia és inmaterial, la economia seguix sent la transformació de recursos naturals per a cobrir les necessitats de les persones. La bioeconomia aplica a aquestes transformacions, el concepte o la llei de la entropia. Així ens dius Goergescu-Roegen, que en cada moviment d'energia sempre hi ha un part que es dregada (calor) i que no es pot aprofitar. D'ací dedueix i defineix el quart principi de la termodinàmica, igual que la llei de la entropia però referit a la matèria.

Per tant, cada transformació material comporta una pèrdua que no es pot aprofitar. La qüestió clau, segons el meu parer, és que l'actual sistema, com el de l'Unió Soviètica, es basava i es basa en un creixement, quant més millor, per a mantindre's estable. El PIB sempre ha d'estar creixient, sinó hi ha crisis. Aquest creixement del PIB, aplicant Roegen, comporta major deteriorament ambiental. Ahi és on veig jo la gran contradicció i insostenibilitat.
Pot argumentar-se que la tecnologia pot reduir la contaminació unitaria per producte, i és cert, però la contaminació agregada o global no deixa d'augmentar (ara amb menys intensitat degut a la crisi econòmica). És a dir, per a ser sostenibles, hauria de baixar el consum fins la capacitat de regeneració que té el planeta( hi han càlculs que estiment que el primer món hauria de baixar el seu consum a 1/7 del nivell actual!!!!!)
Però això implica trencar els models econòmics de creixement infinit.

Què fem?

dimarts, 23 de febrer de 2010

Manipulació clara

 Podeu trobar-lo ja al meu facebook, no he pogut pujar-lo al blog, disculpeu.

En un parell de dies penjaré el video amb el so ambient real, i podreu comprovar la manipulació informativa de TVE en aquest event. A continuació el video maniupulat emès per TVE
http://www.youtube.com/watch?v=02J0Yldr8FA

dimecres, 17 de febrer de 2010

Una historieta per a reflexionar

He estat pensant en escriure un entrada sobre la crisi ecològica que patim i de la que no es parla.. D'aquesta crisi, que mostra la contradicció entre acumulació/creixiement i medi ambient, aportaré algunes reflexions més avant. Però indubtablment suposa i suposarà un canvi de paradigma, és a dir, un canvi de valors a tots els nivells.
Abans de les consideracions que faré al respecte del tema, em ve de gust escriure aquesta historieta que m'encanta. La podeu trobar al llibre de José Luis Sampedro i Carlos Taibo, "Conversaciones sobre política, mercado y conviencia", pag.164.

"...Cuenta la leyenda que hace unos años un grupo de misioneros se adentró en la Amazonia brasileña y se topó con un grupo de indios que hacía uso de instrumentos extremadamente primivitos para cortar leña. Los misioneros decidieron hacer un esfuerzo y regalar a aquellos indios unos cuchillos de acero inoxidable de fabricación norteamericana. Un par de años después recalaron de nuevo por aquella región y se entrevistaron con los indios. Uno de los misioneros preguntó:

-"¿ Qué tal los cuchillos?"
Y uno de los indios respondió inmediatamente:
-"Muy bien. Cortamos ahora la leña diez veces más rapido que antes."
El misionero replicó:
-"¡Estaréis entonces produciendo diez veces más leña que antes!"
El indio respondió perplejo:
-"No. Cortamos la misma cantidad de leña que antes, sólo que ahora disfrutamos de diez veces más tiempo para acer aquello que realmente nos gusta."

dijous, 11 de febrer de 2010

Modelo de Bhaduri y Marglin. Escrit per Alberto Garzón Espinosa

Modelo de Bhaduri y Marglin PDF Imprimir E-mail
Miércoles, 10 de Febrero de 2010 16:45
001Dada la expectación creada por una nota anterior sobre los salarios en España, voy a dedicar esta otra a explicar en detalle el modelo básico de Bhaduri y Marglin. Este modelo base es el que se usa actualmente para determinar si una economía es wage-led o profit-led y, aunque lógicamente hay algo de matemáticas, su desarrollo general es muy simple. Otros modelos basados en éste lo han complementado y perfeccionado, pero en este caso explicaré el original publicado en la revista Cambridge Journal of Economics.
Aunque probablemente esta nota sea sólo para economistas que deseen conocer modelos, aunque sean parciales –no una teoría económica completa-, alternativa al modelo imperante, creo que es también útil para demostrar que la modelización no es sólo dominio de los neoclásicos. Y, sobre todo, demostrar que en función de los supuestos establecidos las conclusiones pueden ser radicalmente diferentes. Pero precisamente ello da pie igualmente a posibles críticas desde todas las perspectivas, y por ese motivo intentaré ser lo más claro y pedagógico posible. Por la naturaleza de la entrada lo he subido también en formato .pdf para quien lo desee trabajar con más profundidad.
Como introduje en otra nota, este modelo nace como un intento de armonizar la teoría marxista y la teoría poskeynesiana al respecto de la relación entre crecimiento económico y distribución. Según la escuela marxista en general, heredando el razonamiento de los economistas clásicos, el salario real tiene un efecto negativo sobre las ganancias de las empresas y, por lo tanto, también sobre los niveles de acumulación. Para los autores poskeynesianos, en cambio, un incremento de los salarios reales es compatible con un aumento de las ganancias empresariales y también con la tasa de ganancia.
La clave está en la consideración simultánea del salario como coste y como factor de demanda. El salario es un coste para las empresas pero también es lo que permite que la producción de éstas sea vendida, lo que permite continuar con la actividad económica.
El modelo parte de los supuestos kaleckianos. Se entiende que los trabajadores consumen todo su salario y que los capitalistas ahorran una parte de sus beneficios para invertir. Por otra parte se entiende que, al menos en el corto plazo (y este modelo es de corto plazo), la utilización de la capacidad productiva de una economía es inferior a la capacidad instalada, es decir, existen medios de producción que no se están usando. Y, finalmente, los precios no se determinan en condiciones de competencia perfecta sino a través de procedimientos cost-plus.
Llamando S al ahorro total, s a la proporción de beneficios empresariales ahorrados y R a los beneficios empresariales, tendríamos que S = sR. Si ahora desarrollamos esta identidad para incluir la participación de los beneficios en la renta (R/Y) y el grado de utilización de las capacidades productivas tenemos:
 001
Y es la capacidad utilizada, mientras que Y(puntito) es la capacidad productiva instalada. Por lo tanto, el ahorro total depende de la proporción ahorrada por los capitalistas (s) sobre la participación de los beneficios en la renta (h) y del grado de utilización de la capacidad productiva (z).
 002
Ahora veremos cómo se determinan los precios en el modelo. Las escuelas heterodoxas rechazan que la economía esté dirigida por mercados de competencia perfecta como aseguran las teorías neoclásicas. En su lugar, la escuela poskeynesiana considera una economía de mercados oligopólicos donde los precios no se determinan según las leyes de oferta y demanda sino a partir de un margen sobre el coste unitario. Siendo b el total de trabajo necesario por producto, y w el salario por unidad de producto, entonces el precio se determina a partir del margen m como sigue:
003 
Entonces, tenemos que aceptar que el margen (m) por producto tiene que estar vinculado positivamente con la participación de los beneficios (h), es decir, cuanto más alto sea el margen mayor participación tendrán los beneficios en la renta –y habrá menores salarios reales (w/p)-. Esto significa que la derivada de la participación h con respecto a m tiene que ser positiva.
004 
Lo que hemos encontrado ahora es que hay una relación conflictiva entre los beneficios y los salarios reales. A igual productividad del trabajo (la relación 1/b), un aumento de los salarios reales conllevará necesariamente un descenso de los márgenes y de la participación de los beneficios en la renta.
 005
La inversión en este modelo depende de la capacidad utilizada (z) y de la participación de los beneficios en la renta (h) de forma positiva. Un aumento en la participación de los beneficios, al igual que un aumento en la capacidad utilizada, producirá un incremento de la inversión.
 006
Dado que la inversión depende del ahorro tenemos que:
 007
Esto permite mostrar la doble naturaleza de los cambios en la participación de la renta:
 008
Como se puede ver, el resultado final variará en función de dos variables: la variación de la inversión ante variaciones en la participación de los beneficios y la variación de la inversión ante variaciones de la capacidad utilizada. Se asume que ante variaciones de la capacidad productiva el ahorro responde mejor que la inversión, de tal forma que el denominador de la fórmula precedente será siempre positivo y sólo nos interesará saber qué ocurre con el numerador.
Todo ello significa que la pendiente de la curva que relaciona z y h dependerá de si es mayor o menor que cero, es decir, si la sensibilidad de la inversión ante variaciones en la participación de los beneficios en la renta es mayor o menor que el ahorro.
Si ante un aumento de participación de los beneficios en la renta se produce que  , entonces el retroceso de la demanda (debido a la pérdida de peso de los salarios) no es compensado por la mayor inversión (debida a incremento participación beneficios). En este caso se dice que estamos ante un “stagnationist regime”, o en la terminología más conocida, ante un régimen wage-led, esto es, dirigido por los salarios.
Y el caso contrario, es decir, cuando , significa exactamente lo contrario: que el aumento de la inversión sí compensa la reducción del consumo. Entonces se llama “exhilarationist regime” o régimen de tipo profit-led.
009
Se considera que la relación entre capitalistas y trabajadores puede variar dentro de cada régimen, y que dicha relación puede ser tanto de cooperación como de no-cooperación en función de si ambas clases salen beneficiadas o tan sólo lo hace una de ellas.
Si imaginamos una economía de tipo wage-led (stagnationist) en la que se incrementa la participación de los salarios en la renta -disminuye la de los beneficios- nos encontraremos con una situación en la que es posible que los beneficios agregados de las empresas sean también mayores. Y es que a pesar de perder beneficios por el lado del reparto entre salarios y beneficios empresariales, es posible recuperar dicha cantidad a través de nuevas ventas, es decir, de la suma de los márgenes obtenidos por producto.
En el gráfico de este tipo de régimen podemos ver dos curvas IS, cada una de las cuales representa un tipo de situación. I1S1 representa la cooperación y I2S2 la no-cooperación. La de cooperación es más elástica, lo que quiere decir que un descenso de la participación de los beneficios produce un incremento relativamente más alto de la capacidad utilizada. La situación de no-cooperación está representada por la curva I2S2, donde descensos de la participación de los beneficios apenas tienen contraprestaciones en el aumento de las ventas totales. Esta situación es equivalente a la conocida tesis marxista del profit squezee, y revela el límite de estrategia del incremento de la participación de los salarios en la renta.
Bhaduri y Marglin apuntan también algunas notas añadidas sobre esta última posibilidad. En el corto plazo, aseguran, el “aplastamiento” de los beneficios afecta desigualmente a los distintos capitalistas (unos perderán más que otros y la cohesión entre capitalistas quedará mermada). Y en el largo plazo puede ocurrir una crisis de infracumulación a través de la incapacidad de la capacidad productiva para seguir el crecimiento de la fuerza de trabajo. O lo que es lo mismo: salarios que crecen demasiado rápido pueden mermar el crecimiento de la capacidad productiva e incrementar el desempleo.
En la I3S3, es decir, la curva del régimen profit-led en la cual ambas clases salen beneficiadas, se muestra cómo el retroceso de la participación de los salarios en la renta puede ser compensado por el crecimiento de la masa salarial a través de los incrementos de los niveles de empleo. Y el problema en este régimen sería, a largo plazo, de sobreacumulación: un régimen de alto crecimiento basado en bajos salarios llevaría tarde o temprano a una situación en la cual sería imposible vender lo producido.
En todo caso, aquí se ha explicado el modelo más básico y de una economía cerrada. Existen numerosas aportaciones posteriores, algunas de los propios autores, que perfeccionan el modelo.
Artículo original del modelo: “Bhaduri, Amir y Marglin, Stephen (1990): “Unemployment and the real wage: the economic basis for contesting political ideologies”, en Cambridge Journal of Economics, nº 14, vol. 4, pp. 375-393
Alberto Garzón Espinosa

dilluns, 11 de gener de 2010

Sobre el CEU i la "politització"

Sovint un es queda perplexe front l'escassa cultura democràtica que afecta a la nostra societat, i més en concret al nostre poble. Escassa cultura democràtica que es manifesta en tota un sèrie de desqualifiacions al col·lectiu d'estudiants universitaris (CEU), que desprenen olors irrespectuoses i que falten a la veritat.
Comença a escoltar-se ja (cosa poc sorprenent) desde els sectors més arcaics i obsolets de Crevillent, que el CEU està polititzant-se i que s'està desvinculant del seu objectiu com a associació. Com sempre, aquests sectors confonen crítica i veu pròpia amb partidisme, amagant el que realment els menja per dins i és no tindre controlada a aquesta associació.

El que em pregunte moltes vegades es per què totes aquestes veus que acusen al CEU de polititzar-se, no han alçat la veu contra la junta directiva anterior. Junta que cal recordar, en cap moment ha tingut la legitimat democràtica que té la nova junta (que té el recolzament unànim de l'assemblea per a demanar major suport a l'ajuntament) ni la excelent gestió econòmica d'aquesta.

Em pregunte per què s'està acusant al CEU de polititzar quan lliurement expressa la seua opinió respecte a la biblioteca, respecte a l'escas ajut econòmic de l'ajuntament, etc. Què hi ha de dolent? Per què el sap tant mal a alguns? Per què no es queixen quan Telecrevillent censura a un membre del col·lectiu d'estudiants per fer declaracions?

Cal començar a parlar clar, perquè ja s'està començant a veure certes maniobres o certa mà negra intentant deslegitimar al CEU.

I parlar clar significa proclamar la veu pròpia, plural i democràtica del CEU.


Ignasi Candela i Serna, article a títol individual