Cercar en aquest blog

dilluns, 7 d’abril de 2008



PÚBLICO.ES - Madrid - 07/04/2008 11:07

Comparar la Internet actual con la que disfrutaremos en pocos años será similar a confrontar un Seat 600 con un Bugatti Veyron.
Según revela The Times, el centro CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), ya está trabajando en una conexión a Internet 10.000 veces superior a la actual.
Los beneficios que este desarrollo comportará no son baladíes: descargar una película llevará apenas unos segundos, facilitará la explotación de los juegos en red entre cientos de usuarios y permitirá realizar videollamadas de alta definición por el coste de una llamada local.
Revolucionará la sociedad

Pese a que aún quedan muchos años para disfrutar de este tipo de redes en el entorno doméstico, los cambios de velocidad "revolucionarán la sociedad", vaticina David Britton, profesor de Física en la Universidad de Glasgow (Escocia) y líder del proyecto. "Con este tipo de poder de computación las futuras generaciones tendrán la capacidad para colaborar y comunicarse de una forma que las personas mayores jamás pudieron llegar a imaginar", asegura.
Aún quedan muchos años para disfrutar de este tipo de redes en el entorno doméstico
El ‘subidón' de velocidad se hará realidad mediante el desarrollo de una nueva red de transmisión de datos de información conseguido con el acelerador de partículas más poderoso del mundo.

Si se cumplen las previsiones que barajan los físicos del CERN, la Internet 10.000 veces más veloz echará a andar este verano cuando se active la nueva red llamada The Grid. Se culminará de esa forma un trabajo de más de siete años.
The Grid va desarrollándose poco a poco: en la actualidad existen unos 55.000 servidores que utilizan esta tecnología. Una cifra muy alejada de los 200.000 con los que se espera contar en los próximos dos años.